Ir al contenido principal

Bonet Vallribera. Luz invasora




 

 

 




sontugores@ajalaro.net


    

Bonet Vallribera. Llums 

CASAL SON TUGORES


Inauguración: Viernes 9 de agosto de 2013 a partir de las 20’30h. La exposición permanecerá abierta del 9 al 16 de agosto y del 2 de setiembre al 6 de octubre.

                    “…con sus sombras acentuadas por la excesiva luz de lo iluminado, (…) con sus  paroxismos de color, sus crepúsculos demasiado breves y sus noches caídas del cielo”. 
                                                                                   Alejo Carpentier El siglo de las luces .  

LUZ INVASORA  

por Nuria del Río Pinto

Las luces de Bonet Vallribera no son luces cualesquiera. No sólo por sus características técnicas y al vínculo industrial al que se refiere cuando usa leds, fluorescentes e incluso cables y resistencias, sino por ese lenguaje contradictorio en el que se expresan, del que el artista es heredero y continuador, un lenguaje que enfrenta estos materiales industriales insertados en madera o subrayados por la pintura, junto a materiales tradicionales. Este lenguaje que se expresa desafiando los opuestos, llevando la oposición más allá de la materia, así extiende la contradicción hasta los conceptos: vacío-opaco, equilibrio-caos, frío- calor…, todo desarrollado en unas formas geométricas definidas, conceptuales, tal vez implacables. Lo que Pep Tur sincretizó “Pura luz. Puro volumen”.  

Para crear sus obras Bonet Vallribera utiliza los dos discursos consagrados por la abstracción, el gestual por la expresión y el geométrico por la intelectualidad. Otra vez la dualidad: eros y tanathos, poesía y ciencia. De este modo, la geometría implacable, los claroscuros técnicos, los materiales contrapuestos, la yuxtaposición de colores, los conceptos enfrentados, la intelectualidad del artista; por otro, la sombra, el desequilibrio, el vacío, la pincelada, la paradoja, la emoción a flor de piel, se desarrollan a través de esta luz pura pero también invasora y creadora de espacios. En lo que el verso escogido para la obra homenaje del poeta ibicenco Villangómez expresa “una blancor unánime i invasora”, se convierte en un verdadero epígrafe de su trabajo como una luz que comunica los elementos, una luz que difumina los bordes, una luz que se extiende invadiendo un espacio que ya no es físico. Luz que trasciende la propia obra, para posibilitar otras geometrías, volúmenes y por ende, arquitecturas.  

Estos espacios, podríamos decir que, intuidos en un tiempo imposible, porque el artista se anticipa, Bonet Vallribera prevé los resultados, predice el tiempo, el ansiado tiempo. Hay construcciones de espacio, un espacio arquitectónico, real, mediante el viaje físico de una luz que atraviesa la pincelada de la pintura, la transparencia del metacrilato, el reflejo de espejo, la sombra del policarbonato, derramándose los colores, duplicándose las sombras, extendiéndose las formas, convirtiéndose en un umbral de luz que conecta con lo sagrado en lo que Mircea Eliade explicaba “un umbral es a la vez mito, frontera, que distingue y opone dos mundos y el lugar paradójico donde dichos mundos se comunican, donde se puede efectuar el tránsito del mundo profano al mundo sagrado”.
  
Estas luces trascendidas son símbolo y vehículo de tránsito, pues en Bonet Vallribera la luz es sagrada. Recogiendo el testigo de la luz reveladora y mística, que en la Edad Media provocaron la revolución de las vidrieras, portadoras de la luz divina que revelaba lo real en el interior de las iglesias, Bonet Vallribera retoma este concepto de luz diferente, una luz que incita a la reflexión y a la creación porque esta luz sagrada provoca la creación de espacios no creados pero igualmente reales, que participan de lo sagrado porque como dijo Eliade “lo sagrado es lo real por excelencia”.  

El espectador está presente en el acto creativo en toda su dimensión, desde la génesis de estas geometrías imposibles-posibles hasta la conceptualización arquitectónica en el resultado final y lumínico, pues es, como ya hemos visto, a través de la luz que el caos se compone o lo real se ordena, según la propia investigación e implicación del espectador.
 
Es una obra que estimula a buscar esos espacios, provoca a indagar en lo real, el espectador se ve tentado a comprender a la luz en su totalidad,  en un juego cuyo resultado es la aprensión de la verdad, que persigue la invitación de la luz, que transita por la frontera de lo sagrado, que conecta con un conocimiento del espacio que se manifiesta como una realidad de orden totalmente distinta al del espacio circundante, al de las luces “naturales”, inconscientes, independientes y conquistadas….  
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Martí Teixidor. Vitriol.Una alma pura

Martí Teixidor.  por N. del Río Obra de Martí Teixidor. Cortesía M. van Steen El próximo día 24 de febrero tendrá lugar la inauguración MT.V=H que permanecerá abierta hasta el 26 de marzo. Podremos verla en el Centro Cívico Fort Pienc. Metro-Arco de Triunfo. Barcelona. Entrar en el universo de Martí Teixidor, "Vitriol", (Barcelona, 1930) no es fácil, sus imágenes invaden los sentidos de una manera angustiosa, escatológica, opresiva... pero a la vez, sensual, erótica, -para algunos-, pornográfica; en sus cuadros se alternan de igual manera, lo monstruoso con lo bello, lo popular con lo culto, provocando inevitablemente imágenes de impacto, con una ejecución impecable. Lo monstruoso para él, responde a la propagación de la incultura, de la destrucción del Arte y cuyos actores: galeristas, marchantes, críticos, son precisamente los que se lucran con la muerte de la pintura a través de la abstracción y la estulticia humana. Una iconografía demoniaca

Exposición De un bosque enaltecido en Can Jeroni Sant Josep . Esculturas Gustavo Eznarriaga. Fotografías Alberto García-Alix.

El viernes 26 de mayo a las 19:30 h. en el Centro Cultural Can Jeroni tendrá lugar la inauguración de la exposición "De un bosque enaltecido" del escultor residente en Ibiza, Gustavo Eznarriaga.  Las obras de este escultor estarán acompañadas por las fotografías que de su obra ha realizado el fotógrafo, premio nacional de fotografía, Alberto García-Alix, autor del catálogo de la muestra. Escena para una sesión fotográfica 12 de marzo. N. del Río Fotografía de Gustavo Eznarriaga y García-Alix 12 de marzo, por N. del Río  Vivir en el interior de la isla, como le sucede a Gustavo Eznarriaga (Madrid, 1955), le permite desarrollar un contacto íntimo con el bosque que se manifiesta en una comprensión no solo visual, sino también, olfativa y táctil del bosque. Es esta complicidad coral lo que emociona en la obra de Eznarriaga, lo hace porque inunda nuestros sentidos, los mima, al ofrecerle distintos placeres forestales. Cada pieza tiene un enigma: un tacto, un olor, un color que le

Civilización Salvaje. Julio Bauzá en Caló de S'Oli

  El próximo sábado 13 de mayo de 2023, en el Auditorio de  Caló de  s'Oli, se inaugura la exposición "Civilización salvaje"  del  polifacético artista Julio Bauzá.  El Ajuntament de Sant  Josep vuelve a apostar por la producciones propias, y por la  selección de artista locales con un fuerte vínculo no sólo con  la isla, sino con su municipio y la cultura generada desde  él en los últimos tiempos. Julio Bauzá y Gerardo Marín durante el montaje. Foto por N. del Río Julio Bauzá (Montevideo, 1936) un artista polifacético.  La arquitectura fue su irrupción en el mundo del arte en su Uruguay natal.  S us aficiones de juventud, tiro con arco y aeromodelismo, le  abrieron la s puerta s a otras disciplinas plásticas, en las que ejerció  como autodidacta. Cerámica, hierro y madera se convirtieron en los   materias en las que iba a expresar su actividad plástica en E uropea,  ( reside en Ibiza desde 1976 ) . P ero, lo que podemos subrayar es que,  sobre todo, un artista guerr