Ir al contenido principal

"VEINTE AÑOS NO ES NADA". ANIVERSARIO ESPACIO MICUS




Detalle obra de Ulrichs

                              

La entrada al milenio trajo muchas incertidumbres y transiciones, algunas solo fueron creadas para aumentar la sensación de inseguridad del fin de siglo. (Algo que pasa con regularidad últimamente). A pesar de esto, a finales de ese simbólico año, para la familia Micus, sí fue un año de duelo, murió Eduard Micus y una real incertidumbre surgió… ¿Qué pasaría con su espacio? Efectivamente, en Micus la transición se dió. Hubo un relevo en la dirección, la hija de Micus, Katja, sería la nueva gestora del espacio.


El Espacio Micus se fundó en 1989, un lugar expositivo donde artistas locales, nacionales e internacionales tenían un lugar donde exponer y compartir experiencias con Micus como jefe de ceremonias. Eduard abría su casa ofreciendo una ventana no solo para sus obras, sino a este grupo de amigos, familiares y artistas; con su muerte, la encargada de hacer el relevo generacional pero no conceptual, fue su hija Katja.


Paradójicamente, a como dice la canción: "Veinte años no es nada", la ingente labor de Katja se ve en esta exposición inaugurada el 4 de julio, y que clausurará en diciembre de este año. Inundan las paredes de Micus obras de artistas de procedencia geográfica muy dispar: desde Alemania, España, Austria, Suiza, Francia, Italia, incluso Brasil y La India...

Como siempre abierto en domingo, donde se recoge veinte años de exposiciones, conciertos, performances e instalaciones, donde música, fotografía, grabados, pintura y escultura han desfilado por sus paredes encaladas y por su jardín mediterráneo. Cincuenta artistas, nombres internacionales: Bechtold, Ulrichs, Bialas, Buthe, Haberpointner, Ghadirian; nacionales: Hernández Pijúan, Guillem Nadal, Peix y locales: Pagliari, Bonet Vallribera, Rahola-Matutes, entre otros muchos; han formado parte de esta gran familia artística. Una muestra del panorama contemporáneo actual con una media de cuatro exposiciones al año, colectivas e individuales, con Micus como anfitrión, siempre cómplice en su edificio y en la presencia permanente y cambiante de su obra pictórica.


Como siempre abierto en domingo, donde se recoge veinte años de exposiciones, conciertos, performances e instalaciones, donde música, fotografía, grabados, pintura y escultura han desfilado por sus paredes encaladas y por su jardín mediterráneo. Cincuenta artistas, nombres internacionales: Bechtold, Ulrichs, Bialas, Buthe, Haberpointner, Ghadirian; nacionales: Hernández Pijúan, Guillem Nadal, Peix y locales: Pagliari, Bonet Vallribera, Rahola-Matutes, entre otro
s muchos; han formado parte de esta gran familia artística. Una muestra del panorama contemporáneo actual con una media de cuatro exposiciones al año, colectivas e individuales, con Micus como anfitrión, siempre cómplice en su edificio y en la presencia permanente y cambiante de su obra pictórica.


Los diletantes tenemos la oportunidad de disfrutar de una cultura actual, artistas vivos principalmente, han ocupado las historiadas y sufridas paredes, techos y suelo de Micus, testigos mudos de muchas intervenciones, de muchas visitas y momentos emocionantes: se tocó por Bach, el responsable fue Miquel Àngel Aguiló, violonchelista; se clausuró el festival de performance “Territori”, por citar solo los últimos eventos.


Todo mi admiración y respeto por este grandísimo trabajo, silencioso y humilde, de Katja Micus, para esta isla mediterránea que es su hogar y que queda inserta en el panorama internacional del arte contemporáneo gracias a su gestión.


Nuria del Río Pinto




Obras de Ulrichs

                              



Obras de Pagliari
 


Detalle obra Pagliari



Obras de Karakas




Obras de Martin Bialas


Obras de Haberpointner




Detalle obra Haberpointner













Comentarios

Entradas populares de este blog

Martí Teixidor. Vitriol.Una alma pura

Martí Teixidor.  por N. del Río Obra de Martí Teixidor. Cortesía M. van Steen El próximo día 24 de febrero tendrá lugar la inauguración MT.V=H que permanecerá abierta hasta el 26 de marzo. Podremos verla en el Centro Cívico Fort Pienc. Metro-Arco de Triunfo. Barcelona. Entrar en el universo de Martí Teixidor, "Vitriol", (Barcelona, 1930) no es fácil, sus imágenes invaden los sentidos de una manera angustiosa, escatológica, opresiva... pero a la vez, sensual, erótica, -para algunos-, pornográfica; en sus cuadros se alternan de igual manera, lo monstruoso con lo bello, lo popular con lo culto, provocando inevitablemente imágenes de impacto, con una ejecución impecable. Lo monstruoso para él, responde a la propagación de la incultura, de la destrucción del Arte y cuyos actores: galeristas, marchantes, críticos, son precisamente los que se lucran con la muerte de la pintura a través de la abstracción y la estulticia humana. Una iconografía demoniaca

Exposición De un bosque enaltecido en Can Jeroni Sant Josep . Esculturas Gustavo Eznarriaga. Fotografías Alberto García-Alix.

El viernes 26 de mayo a las 19:30 h. en el Centro Cultural Can Jeroni tendrá lugar la inauguración de la exposición "De un bosque enaltecido" del escultor residente en Ibiza, Gustavo Eznarriaga.  Las obras de este escultor estarán acompañadas por las fotografías que de su obra ha realizado el fotógrafo, premio nacional de fotografía, Alberto García-Alix, autor del catálogo de la muestra. Escena para una sesión fotográfica 12 de marzo. N. del Río Fotografía de Gustavo Eznarriaga y García-Alix 12 de marzo, por N. del Río  Vivir en el interior de la isla, como le sucede a Gustavo Eznarriaga (Madrid, 1955), le permite desarrollar un contacto íntimo con el bosque que se manifiesta en una comprensión no solo visual, sino también, olfativa y táctil del bosque. Es esta complicidad coral lo que emociona en la obra de Eznarriaga, lo hace porque inunda nuestros sentidos, los mima, al ofrecerle distintos placeres forestales. Cada pieza tiene un enigma: un tacto, un olor, un color que le

Civilización Salvaje. Julio Bauzá en Caló de S'Oli

  El próximo sábado 13 de mayo de 2023, en el Auditorio de  Caló de  s'Oli, se inaugura la exposición "Civilización salvaje"  del  polifacético artista Julio Bauzá.  El Ajuntament de Sant  Josep vuelve a apostar por la producciones propias, y por la  selección de artista locales con un fuerte vínculo no sólo con  la isla, sino con su municipio y la cultura generada desde  él en los últimos tiempos. Julio Bauzá y Gerardo Marín durante el montaje. Foto por N. del Río Julio Bauzá (Montevideo, 1936) un artista polifacético.  La arquitectura fue su irrupción en el mundo del arte en su Uruguay natal.  S us aficiones de juventud, tiro con arco y aeromodelismo, le  abrieron la s puerta s a otras disciplinas plásticas, en las que ejerció  como autodidacta. Cerámica, hierro y madera se convirtieron en los   materias en las que iba a expresar su actividad plástica en E uropea,  ( reside en Ibiza desde 1976 ) . P ero, lo que podemos subrayar es que,  sobre todo, un artista guerr